Esclavas Love de Cartier

Si el oro y los diamantes son la moneda de cambio del amor, los brazaletes “grillete” son una de las joyas con más pretendientes. Hacerse con uno de ellos es una inversión sumamente protegida gracias a su cierre de seguridad.

Puede que el amor no sea eterno, pero hay piezas que sobreviven al paso del tiempo. Sobre todo si van ligadas a parejas famosas de la historia. Creado en 1970, el brazalete Love de Cartier unió, entre otros, a Liz Taylor y Richard Burton, Sofía Loren y Carlo Ponti, y Ali MacGraw y Steve McQueen.

En los años 70, bajo el lema de “haz el amor y no la guerra”, Aldo Cipullo diseñó una pulsera que solo podía cerrarse (y abrirse) con una llave que uno de los miembros de la pareja debía gardar. En su origen, ningún cliente podía adquirir este diseño para sí mismo. ¿La condición para comprar? Ir en pareja.

La colección Love de Cartier está compuesta por dos impresionantes pulseras de oro rosa y amarillo (4.480 euros cada una) y de oro blanco con diamantes (40.700 euros). Como se suele decir en estos días, ¡el amor no tiene precio!

Trackbacks para este artículo

  1. Breguet 7067 Tradition, un reloj para siempre | Sibaritalia
  2. Miniatures Preziose, el detalle perfecto | Sibaritalia

Deja un comentario