Joyas de hielo

Por fin ha sido desvelado al mundo uno de los grandes secretos de la hostelería nipona. Gracias al molde especial Diamond podremos fabricar nuestros propios cubitos de hielo, con distintas formas geométricas, que lograrán enfriar nuestra bebida sin diluirla.

El arte de realizar cubos de hielo con forma de diamante captó la atención desde el primer día que vio la luz. En la actualidad, lo único necesario será disponer de uno de los moldes de Taisin Production Company’s Diamond, que transformará el agua en hielo de diamante sin necesidad de aplicar calor ni electricidad.

La gran diferencia entre un cubo de hielo normal y otro diamante reside en que el segundo tiene menor área superficial, lo que favorece que se derrita de forma más lenta y enfríe la bebida sin aguarla. El molde, de acero inoxidable, plata y con un agarre de madera a prueba de frío, nos dotará del helado complemento en pocos segundos. Bastará con introducir el agua en su interior y cerrarlo.

Diamond logrará aportar el toque de distinción a toda bebida que se precie, tanto en el hogar como fuera de él. El importe del molde de Taisin Production Company’s Diamond asciende a poco más de mil euros.

Deja un comentario