Jean Paul Gaultier y Piper-Hiedsieck

No es la primera vez que Jean Paul Gaultier deja su sello en una botella de champán de la casa Piper-Hiedsieck. Para esta ocasión, el diseñador de alta costura francés se ha decantado por encerrar las burbujas del espumoso en un estuche de cristales y látex, dotando al conjunto de un look sexy y chispeante al mismo tiempo.

En 1999, Jean Paul Gaultier diseñó un corsé rojo para las botellas de champán Piper-Heidsieck. Por aquel entonces se inspiró en las féminas para su creación afirmando lo siguiente: “Me he imaginado que podía sublimar un excelente champán como si fuera el cuerpo de una mujer“. Doce años más tarde, ha decidido mantener la misma línea ofreciendo un Black Cancan para la botella.

El concepto es el de revestir el cava Millésime 2000 de Piper-Heidsieck con un vestido de alta costura. El resultado es una oda a la seducción, con un diseño inspirado por el París de los años del cancán. Podemos decir que la edición de este año es en realidad la reedición de la botella original de Gaultier, que salió a la venta en el 2000 para celebrar el cambio de siglo.

Para 2011, el champán Millésime 2000 de Piper-Hiedsieck incorpora un maletín de regalo en cuyo interior se esconden dos copas de cristal. El conjunto ha sido bautizado con el nombre de Black Cancan Millésime 2000 y tiene un valor de algo menos de 500 euros.

Imagen: piper-heidsieck

Trackbacks para este artículo

  1. Fragancia de aspecto militar para el hombre | Sibaritalia
  2. Jean Paul Gaultier se pasa a la Coca Cola Light | Sibaritalia

Deja un comentario