El Supercochecito Origami

Origami es el primer cochecito infantil autoplegable. Apretando un simple botón el coche se pliega o despliega a nuestro antojo, dejándonos libre un tiempo precioso que podremos aprovechar en otros menesteres menos tediosos.

De todos es sabido que los productos infantiles consumen mucha batería. Sin embargo, con Origami tampoco tendremos ese problema, ya que dispone de un sistema de auto recarga que se activa con cada paseo que le demos al pequeño de la casa. También se puede cargar enchufándolo a la luz pero con el más corto de los recorridos su batería estará cien por cien al máximo.

No tengáis miedo al usar el cochecito Origami, jamás se plegará con el niño dentro. Para ello dispone de unos sensores que detectan cuando lleva o no peso; y su sistema de activación en dos pasos impide que sea cerrado por error. Además, Origami está equipado con vinilos reflectores para hacer la estructura visible a cualquier hora del día y bajo cualquier condición atmosférica.

Origami es tan sencillo en su manejo que cualquier persona podrá hacerse con él. A través de la pantalla LCD del manillar sabremos si el pequeño está subido en el coche, el nivel de carga de la batería e incluso cuánta distancia hemos recorrido. Fácil, eficaz y ultra moderno.

Imagen: 4mums

Trackbacks para este artículo

  1. Seguridad y confort con Chicco | Sibaritalia

Deja un comentario