Flor de Hibiscus en la copa de Navidad

No nos cabe la menor duda, un toque de distinción y elegancia es lo que diferencia nuestra mesa y lo que la hace fascinante a los ojos de nuestros invitados. Esta Navidad luciremos como auténticos anfitriones y daremos a nuestras copas una presentación única, distinguida y sabrosa con la Flor de Hibiscus.

Los amantes de oriente y en especial aquellos que hayan disfrutado de unas lujosas vacaciones por el Nilo, de seguro que recuerdan esa bebida fría, rojiza y dulzona con la que los egipicios reciben al turista de alto standing al llegar a su hotel de lujo. Sí, nos referimos al karkadé, esa infusión deliciosa.

Pues el karkadé no es otra cosa que una colación a partir de la flor de hibiscus que hoy les traemos para un menester mucho más refinado, la decoración de las copas y cocktails de fiesta, ideales para las reuniones y celebraciones de las ya muy próximas fechas navideñas.

La flor envasada en su propio almíbar es completamente comestible y su gusto recuerda un poco al de la frambuesa, con una carnosida semejante a la del litchi. Se puede usar como aderezo de alimentos, pero su uso en el embellecimiento de la coctelería  ofrece además un espectáculo precioso, ya que al añadir el líquido carbonatado (champán, aguas minerales, tónicas…) la flor se abre con el efecto de las burbujas. Un toque fashion para las copas de Navidad.

Imágenes: Wild Hibiscus y Good Food Revolution

Trackbacks para este artículo

  1. Navidad en un Hotel Igloo | Sibaritalia
  2. El arte de las cupcakes | Sibaritalia

Deja un comentario