Elegir la marca de Champagne no siempre es fácil.

Los especialistas dicen que  lo que es importante, es encontrar el aroma, el sabor en armonía con sus deseos y sus gustos, estos son  definidos por aromas delicados y garantía de la frescura de una gran larga crianza. Estas características son el signo de la elegancia particular del Champagne.

Las uvas de champán son “las más caras del mundo”, durante su paso por la boca deben tener las cualidades de ataque, plenitud y duración, cualidades de las combinaciones, la mezcla es la norma y en Lauren Terrier idearon hace 50 años  la mezcla de añadas excepcionales, y así fue como nació el Grand Siècle. Un ensamblaje de pinot noir y chardonnay que reposa en cava, como mínimo, siete años y en esta bodega casi bicentenaria lo califican “lo mejor de lo mejor”.

GRAND SIÈCLE

Grand Siecle

En el siglo XVII, durante el reinado de Luis XIV, Francia vivió su época más ilustre. Luis XIV llegó a ser conocido como el “Rey Sol”, por su mecenazgo de las artes, fundamento de la riqueza del patrimonio artístico francés. Fue el primer rey francés en beber champán en el Palacio de Versalles .

Esta época llego a ser conocida como el Gran Siècle, el “gran siglo”, así es como El Champagne de Laurent-Perrier ha bautizado este vino y para presentarlo ha recuperado este objeto muy refinado llamado L’Águière, que permite mantener frío el champán y facilitar su servicio al mismo tiempo que servirlo a unos 10 grados de temperatura, la base de refrigeración se desmonta. Realizado artesanalmente por la Orfebrería de Anjou en estaño, tiene la particularidad de conservar el frío aproximadamente una hora.

Realmente se ha conseguido evocar el esplendor de la Corte encarnando el lujo, majestuosidad y elegancia.

L’Aiguière Grand Siècle. Cofre de regalo en madera: Botella de 750 ml Grand Siècle, L’Aiguière  y dos bases de refrigeración.

Trackbacks para este artículo

  1. El tren turístico Al Andalus resurge del olvido | Sibaritalia

Deja un comentario