Se alquilan objetos de lujo

No hay fondo de armario que resista todos los envites de la moda y para ser una Dona Chic no podemos quedarnos atrás por una simple cuestión de espacio. No se trata de acumular las colecciones de Hermès, Louis Vuitton, Hermenegildo Zegna o Carolina Herrera. Pero tampoco nos vamos a quedar sin lucir sus distinguidos caprichitos.

Una opción cada vez más extendida es la de acudir a las empresas de alquiler de objetos de lujo, de manera que podamos usar el artículo de nuestros deseos durante el tiempo que más nos complazca y devolverlo cuando nos hayamos cansado de él y estemos lista para disfrutar otro antojo de la moda.

El sistema de funcionamiento es muy sencillo, nos dirigimos a sus sitios web, echamos una ojeada a sus catálogos, miramos tranquilamente las colecciones por categorías, temporadas, diseñador… y voilà, directo a nuestra casa perfectamente embalado y dispuesto para que lo utilicemos.

La forma de pago también es muy sencilla y el precio del artículo se dispone por semanas. Unos ejemplos prácticos: Un bolso vintage de Hermés puede salirnos por poco menos de 1.200€ a la semana; un reloj de Chanel, en cerámica y diamantes, por 237€ a la semana; unas gafas de sol de Gucci por 30€ semanales; y un brazalete de diamantes de Charriol por 237€ semanales.

Algunas de las páginas más populares son Bag Borrow or Steal, Bag de Lux o Look and Stop.