Jetlev Flyer para millonarios de “altos vuelos”

¡Basta de tanta seriedad! Ejecutivos, altos directivos, actos sociales, presentaciones, corrección, trabajo, acciones, bolsa… ¡Es el momento de dedicar un espacio a nosotros mismos y dejarnos llevar por cuestiones divertidas! Eso es lo que debieron pensar, por lo menos, quienes diseñaron este caro juguetito para millonarios de “altos vuelos”.

El Jetlev Flyer es un invento de lo más 007 y no es de extrañar, ya que su autor es un chino-canadiense apasionado desde pequeño por las películas de James Bond y marcado por un extraño aparatejo que el elegante espía usaba en el título “Thunderball”. De hecho, el gadget que traemos hoy no tiene nada que envidiarle al que usara Sean Connery allá por los años 60.

Nuestro supergadget es una máquina de autopropulsión acuática, impulsada por una mini embarcación que llega a alcanzar los 10 metros de altura y una velocidad de 35 kilómetros por hora. Suficiente para saciar nuestras ansias de aventura y depararnos una experiencia cargada de adrenalina.

La versión del jet acuático en fibra de carbono se fabrica en Alemania. Lo hacen bajo demanda y tardan entre 4 y 6 semanas desde que se efectúa el pedido. El aparato cuenta con dos años de garantía, todos los certificados de calidad de la CE y su precio de mercado es de 99.000€.